Prueba de Aliento

aliento

La bacteria Helicobacter pylori existe exclusivamente en la mucosa del estómago ocasionando gastritis que a su vez puede llevar al padecimiento de úlceras y finalmente de cáncer.

Un método para detectar su presencia que resulte seguro, fácil de realizar y no invasivo es la Prueba de Aliento.

Esta prueba identifica la presencia de la bacteria a través de los compuestos que genera en su ciclo vital. Cabe señalar que H. pylori produce una enzima, llamada ureasa, que rompe las moléculas de urea que se producen en estómago durante la digestión; de esta reacción obtiene amoniaco ( que ayuda a neutralizar la acidez gástrica) y bióxido de carbono (CO2), el cual pasa al torrente sanguíneo y puede ser medido en el aire que el paciente elimina a través de su respiración.

La Prueba de Aliento consiste dar al paciente una dosis de urea marcada. Si la bacteria está presente en el estómago tiene lugar el proceso antes indicado y el CO2 producido y exhalado por el paciente es marcado con el indicador administrado via oral.
Si hay ausencia de la bacteria, no hay proceso y la urea marcada que ha sido administrada via oral es finalmente excretada por orina.

El procedimiento es simple: diez minutos después de que el paciente haya ingerido la urea marcada deberá exhalar en una tarjeta especial.

Es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones previas para esta prueba y obtener así un resultado satisfactorio.