Influenza

influenza

Es una enfermedad respiratoria aguda comúnmente conocida como “gripa” causada por una infección por el virus de la influenza.

La enfermedad afecta el tracto respiratorio superior o inferior y se acompaña de signos y síntomas sistémicos como fiebre, dolor de
cabeza, dolores musculares y debilidad. La enfermedad es común en la temporada invernal.

La influenza puede afectar a personas de cualquier edad. Aun cuando la mayoría de las personas se curan al cabo de unos días, algunas personas pueden enfermarse gravemente y pueden necesitar ser hospitalizadas. La influenza puede llevar a la neumonía o incluso la muerte.

El virus de la influenza generalmente pasa de persona a persona por transmisión aérea (por ejemplo, por la tos o los estornudos). Pero el virus también puede vivir durante cierto tiempo sobre objetos como las manijas de las puertas, lápices o plumas, teclados, receptores del teléfono y utensilios para comer o beber. Por lo tanto, también se puede diseminar al tocar algo que ha sido tocado por una persona infectada con el virus y después tocarse la boca, la nariz o los ojos.

La prueba rápida para Influenza A+B detecta la presencia del virus en muestras nasales y nasofaringeas tomadas tres dias después de aparición de los síntomas.

Esta prueba es un auxiliar de la valoración médica inicial y no está diseñada para emitir un diagnóstico. Lo anterior significa que si el resultado obtenido en la prueba es negativo, no excluye la posibilidad de infección. Los resultados obtenidos deben ser interpretados con cautela, y siempre por un médico.