Hemoblobina Glucosilada (HbA1c)

hemog. gluc

Todo paciente diabético debe tener un control metabólico estricto para disminuir las complicaciones de la diabetes a mediano y largo plazo.
Un gran porcentaje de los pacientes diabéticos se cuidan días previos a la toma de sus exámenes de control periódico provocando que las cifras de glicemia sean más bajas de lo normal, desconociendo que existe una prueba para saber sus cifras promedio reales diarias. Esta prueba es la Hemoglobina Glucosilada.

El análisis de la hemoglobina glucosilada muestra el nivel promedio de azúcar (glucosa) en su sangre en las últimas seis a ocho semanas.
La hemoglobina es una proteína que llevan los glóbulos rojos. Durante los 120 días de vida promedio de los glóbulos rojos, la glucosa reacciona con la hemoglobina (en un proceso químico), para formar una molécula estable de hemoglobina (+ glucosa) llamada hemoglobina glucosilada.

Por lo anterior sabemos que todos los glóbulos rojos contienen una pequeña cantidad de HbA1c y sabemos que su concentración es directamente proporcional al tiempo en que los glóbulos rojos han estado expuestos a la glucosa y a las concentraciones de ésta.

Por lo tanto, la medición de la fracción de hemoglobina glucosilada nos proporciona una visión integrada del promedio de concentración de la glucosa en sangre durante la vida media de los glóbulos rojos (aproximadamente 2 meses).

Se recomienda realizar la determinación de HbA1c al menos cuatro veces al año, y la meta a lograr para un diabético es alcanzar el 6% (el rango normal del examen oscila entre 4% y 6%) , hay que recordar que un buen control de la diabetes incluye una dieta balanceada, ejercicio regular, la toma cumplida de medicamentos y las visitas periódicas al médico.

El fruto de este control se verá reflejado en una vida saludable y libre de complicaciones.